Chascona observando La Serena...

Miradas, opiniones, sueños, cotidianos, de trigos no muy limpios..
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
en Sin categorizar

Y el azar se me viene enredando, poderoso, invencible.

Tamaño de fuente: Mayor Menor
Calificar el artículo:

Causas cercándome. ¿Los azares? también, poderosos , invencibles. Cuando hoy miré por mi ventana, no sabía que la luz de esta clara mañana me traerían imágenes de sueños en dónde me veía chica y cubierta de helados coloridos. Tampoco, que el tipo que me vende el sanguchito mañanero para tomar desayuno en la pega, iba a discutir con su señora frente a mí y que eso le hizo darme vuelto de más. Me dí cuenta al rato después, de vuelta se los devolví y su esposa seguía amurrada y él , con el ceño fruncido , ni las gracias me dio ante mi insólita honradez de pasarle las 15 lucas de más. De hecho, ni siquiera me dijo hasta luego. Mal educado.

Tampoco pensaba que iba a encontrarme con una amiga que no veía del año de la pera, mucho menos teñida rubia platinada y hablándome con la papa en la boca. Lejana y distinta a la chica que conocí, que llevaba guitarra y ropa artesa. Me mostró con orgullo un auto grande y de un color amarillo insoportable. No tuvimos mucho tema en común, la felicité por su "éxito", nos abrazamos y partí directo donde la señora que se para fuera del ex INP. Ella vende ensalada de frutas bien frescas y heladas, a luca y me llama caserita. Linda ella, siempre con la sonrisa y una parvada de nietos que la acompañan.

Cuándo llegué a casa, a gozar de mis frutas y almuerzo, la vecina cantaba Chayanne a todo lo que da. Baila que ritmo te sobra, báilame Salomé. Entonces yo no sabía si me esperaba la paz o el espanto. Como ella coreaba con el moreno de Puerto Rico a los gritos, no era afinada. Pero bueno, al menos se la percibía contenta.

La palabra ritmo se me vino a la cabeza y puse en mi computador, gracias a san youtube "causas y azares" de Silvio y de pronto , solita me puse a bailar. Hacía siglos no lo hacía y le puse mucho más color cuando suenan las trompetas. Me imaginé la noche lluviosa y sin techo y que justo ahí, en ese lugar, capaz que a uno la esté esparando el amor de su vida.

Las causas las encontré en mi adolescencia, cuándo vivía en Argentina y con los amigos adolescentes, este era uno se nuestros discos favoritos. Cosa linda la memoria. Me ví flacucha, pendeja y haciendo trabajos voluntarios. Alojábamos en el colegio del pueblo y nos dividíamos en distintas comisiones. Discutíamos sobre el "Qué fácil es trascender, con fama de original. Pero se sabe que entre los ciegos, el tuerto suele mandar" Tan cierto aquello, no?...Estos cuatro años nos lo dejaron más que claro. Aunque yo no voté por el, y la vista la tengo bien buena. Es cierto que me han engatusado, compré humos y ciertas patrañas, pero en el campo emocional. Jamás en el político, ese lo tengo clarito desde la cuna.

Las trompetas cubanas seguían sonando, mientras yo me iba bailando a la cocina a prepararme el café post almuerzo. Luego encendí el pucho, pero antes, saludé a las bellas chicas que son mis plantas. Las piropié de lo lindo y ahí están , con un verdor lindo, húmedo, cálido y se mueven un poco, no sé si por el sonido de las trompetas, la brisa tenue o para acompañarme en mi danza. A las chicas nos gusta bailar y nos acompañamos sin miedo en eso. Al contrario, lo hacemos alegres y a "todo ritmo"

El azar, es ver las lindas sorpresas que a ratos te da la vida. Pero eso me recuerda a Rubén Blades y no me da el tiempo para escucharlo, debo llegar luego a la pega. No se que sorpresa me espera cuando termine de escribir estas palabras, solo espero que este no sea mi último día y que la luz de esta clara mañana, me acompañe todo el día. Quiero que el azar sea poderoso, invencible y luminoso, igualito a la sonrisa pela dientes que me provocaron las trompetas, la danza improvisada y la ensalada de frutas jugosas que comí.

Y si sé que en esta noche, no me va a esperar una noche sin techo. Va a estar mi hija, el gato y mi camita. Y mi almohada, que si la acomodo bien, me regala lindos sueños y descansos reparadores. Ya, listo. Se fue la rabia y volvió la morocha en gloria y majestad. Salud!!! Y si se, madre mía que me espera la paz y no el espanto. Y el ahora es eso. Ya no es el todavía.

Última modificación en
Etiquetado en: Azares Causas Silvio


..."Mi historia, en Peni 348 se mantiene intacta. Como La Serena de siempre. Sin aspavientos, sin vozarrones, con la calma característica de los que nacimos aquí y con el olor a mar que a eso de las siete de la tarde nos arrebata un poco."...

Comentarios