Chascona observando La Serena...

Miradas, opiniones, sueños, cotidianos, de trigos no muy limpios..
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
en Sin categorizar

Raúl. Un hombre de éxito.

Tamaño de fuente: Mayor Menor
Calificar el artículo:
0

La pista de baile estaba explotando al fragor de la noche ( A decir verdad, las primeras horas del amanecer empezaban a inundar los cerros). Nunca había ido a una fiesta de pueblo. Harta ranchera , parejas que van con sus hijos y la gente baila y baila. Harto borracho tirao a choro también, pero no falta el compadre que lo cuida y le dice que se deje de joder.

Salí de ahí rumbo a la cabaña que me cobijaba por aquellos días , después de dos años sin tomarme vacaciones. Me puse a trabajar para olvidar. Ya no me acuerdo qué. Me propuse acumular y quedar extenuado. No veía casi a nadie, me alejé de mis viejos y familia y de otras personas de las cuales prefiero no hablar.

Ya no se si es por desagrado , indiferencia o porque realmente no las recuerdo.Lo logré. tengo varias propiedades, autos y una cuenta bancaria sólida.
Preparé mi café y mientras el sol ya estaba coronando el cielo, sentí mi soledad y a la vez aquella inmensidad y me sentí bien. . La manía de controlar y agendarlo todo en aquellos últimos años, me persigue aún y ya tengo planeado el día. En una hora más a la piscina. Al mediodia, volver a buscar zapatos más cómodos y partir al rio, que queda "pal bajo" como dicen los lugareños. Luego almorzar donde la señora Juana, que me recuerda los guisos de mi madre (Una de las pocas nostalgias que a veces siento). A eso de las tres una siesta. No se si comprar los diarios y luego salir a la noche del valle..a mirar estrellas, a que me pique uno que otro zancudo, comer en el mismo lugar y hacerme el tonto cuando la hija de la señora empiece a coquetearme. Nunca he sabido manejar el flirtreo de una mujer. Soy tímido ý eso lejos de alagarme, me incomoda. Seguro es mi manía de controlarlo todo. Así aprendí a dejar el dolor de lado y a tener una vida segura, dónde nada material me falta y nada emocional me tortura, fastidia o me saca de mis esquemas. No soy feliz. No soy triste. El equilibrio justo.
Ahora suena mi teléfono, que fastidio. Sabía que no tenía que traerlo, pero deshacerme de él me es imposible. Es mi madre.
Alo? Alo? Raulito, hijo..aló?- Si mamá, no es necesario que grites y no me digas Raulito- Ay hijo, tan ingrato. Sé que no debo llamarte y debo conformarme con tu llamada semanal , pero esta vez es diferente (y ahí hace lo que detesto en ella y en todas las mujeres, pero más en ella...se lanza a llorar)..¿Qué te pasa mamá? Estaba tratando de descansar, sabes que no paro hace años, estoy en el Valle de Elqui, de vacaciones¿A que viene este llanterío?..Y ahí sigue, sollozando, hipando, histérica. Me asusto. Vuelvo a preguntar que pasa y me contesta- Tu papá acaba de morir. Le dió un ataque en el baño y nada se pudo hacer. Murió, se fue y lo último que alcanzó a decir fue " y me voy sin verle la cara a mi único hijo"´. Silencio. Sorpresa. Una rara sensación de estar detenido en el tiempo. " Mamá, parto de inmediato. Voy a tratar de llegar lo más pronto posible" y mientras ella sigue llorando, corto.
Mientras arreglo mis cosas para partir, me doy cuenta que pierdo el tiempo y lo dejo todo, menos los documentos y la billetera , que son mi salvoconducto para salir de acá.
No entiendo lo que pasa. Avanzo por el pueblo al lugar dónde estacionan los buses que van y vienen a la ciudad. Ya es más de mediodia y la señora juanita y su hija, la que me coquetea , me hacen las señas habituales, mostrándome con gestos que la mesa está lista.
Paso por ahí y Juanita me pregunta : Y onde va tan apurao ñor? Que no va pasar ná?..No, le digo. Me voy del pueblo. Voy al funeral de mi padre. Vaya a las cabañas y todo lo que dejé ahí tomelo y déselo a quién usted quiera. Madre e hija se miran entre sí algo incómodas. La señora me abraza y eso me molesta. La hija baja la vista y me dice," Bueno don Raúl, que le vaya bien"..¿Como dijo?...Eso pues, que le vaya bien.
Y ahí, en ese preciso momento me di cuenta que nada estaba bien. Que había desperdiciado todo este tiempo, que en todos estos años no me dí el gusto de jugar dominó con mi viejo o tomarme un tinto con él. Que yo no estaba bien. Tenía dinero y éxito a manos llenas, o al menos así me miraba la gente, como un tipo emergente . No, nada estaba bien.
Algo se partió en mis entrañas, subió por el estómago y mientras bajaba en busca de un bus, el llanto se transformó en un torrente largamente contenido. La hija coqueta volvió a gritarme "Don Raúl, que le vaya bien !!!...Me dí vuelta y le contesté : Váyase a la mierda oiga, no sea tonta, a nadie le va bien en el funeral de su padre.
Voy triste. Todos creen que me va bien. No, hace años no me va bien.

Última modificación en
Etiquetado en: Emergente Exito Raúl


..."Mi historia, en Peni 348 se mantiene intacta. Como La Serena de siempre. Sin aspavientos, sin vozarrones, con la calma característica de los que nacimos aquí y con el olor a mar que a eso de las siete de la tarde nos arrebata un poco."...

Comentarios