Chascona observando La Serena...

Miradas, opiniones, sueños, cotidianos, de trigos no muy limpios..
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
en Vivencias

Manifiesto y personajes de Serena.

Tamaño de fuente: Mayor Menor
Calificar el artículo:
0

¿Cómo se escribe un manifiesto? Suena a marxismo, a ideas elevadas, racionales y muy intelectuales. A pensadores. A los que analizan la vida desde mucha sabiduría, que manejan varios idiomas y que viajaron por muchos lugares del mundo, entonces, tienen cierta autoridad para definirnos o analizarnos desde un prisma más autorizado.

Mi manifiesto es sencillo. Contiene a mi ciudad y los pocos edificios antiguos que quedan en ella.

Se refiere a que La Serena es el mejor nombre que puede llevar este lugar, pues desde marzo a noviembre es tranquila. Es cierto, de tanto en tanto nos sacude un temblor de tierra pero somos chilenos, ya estamos acostumbrados a estas jugarretas medio siniestras de esta naturaleza embravecida.

Es caminar por mis calles y ver que muchos personajes típicos desaparecieron. Ya no está la Yoko Ono. Qué sería del Cojo Nano y su tarot? LaMaría, pintarrajeada como niña, a la que le explotaba el llanto cada vez que alguien le negaba una moneda. El cabeza de Lápiz, pobre, siempre llegaba con su sarta de mentiras grandielocuentes de una vida que no tenía, a interrumpir a los grupos de jóvenes que nos tomábamos la Oscar Praguer para compartir un rato. 

Hace muchos años atrás, en la escalinata de la sede de la Universidad de La Serena, estábamos con una amiga a la cual la muerte se la llevó demasiado pronto. Fumábamos life y en eso llega la Yoko Ono, con un mate improvisado en una taza que parecía no acabar nunca, pues lo sorbeteaba a cada momento. Nos pregunta "¿Y ustedes, que estudian? a lo que respondimos "Nada aún, somos liceanas, estamos acá pues van a exhibir una película en un rato más". Eran los tiempos del cine arte de la ULS y nosotras queríamos ver "El gran dictador" de Chaplin. 

Ella nos miró un largo rato y luego nos contesta: "Yo sí, yo estudio y muchas cosas" "¿Ah sí?, le respondimos. "Sí. Filosofía, Castellano, Periodismo, Ingenería en minas....¡Qué bueno! le dijimos, parándonos y dejándole un par de puchos que nos pidió con mucha cortesía.

No los vi más. No sé si se los llevó la muerte, estarán en alguna casa de orates, como decía mi tata o simplemente se fueron de esta ciudad costera.

Ahora, mi ciudad de campanarios y calles angostas está poblada de gente que no conozco. Me doy cuenta que hay mucho inmigrante, pero eso me gusta. Escuchar otros acentos, medio arrastrados y ver mulatas con pelos llenos de trenzas me agrada. Sé que el gordo de la flauta murió, más de alguna vez en mi casa le dimos comida. Hablaba como un niño y su edad no se podía dilucidar, pero su mente no traspasaba los ocho años. El moroso, personaje medio siniestro, pero al cual no puedo dejar de nombrar, también murió. Yo huía de él, nunca se sabía cuando le daba la locura y esta podía ser muy fea.

Ya transitamos en el Verano. La ciudad se empieza a llenar de turistas y tacos vehículares. Nosotros, los calmos serenenses de siempre, nos armamos de paciencia y tratamos de no toparnos mucho con ellos. No es que no nos agraden, la verdad es que son muy gritones y nosotros, no acostumbramos a vociferar.

Supongo que esto es un manifiesto. Que me corrijan los que saben. O quizás no, simplemente es un ejercicio a la memoria citadina que me vió nacer, esa que últimamente me persigue y que trato de rescatar para mi y para aquellos que recuerdan a esos personajes y a esa ciudad. 

 

 

Última modificación en
Etiquetado en: La Serena locos Manifiesto


..."Mi historia, en Peni 348 se mantiene intacta. Como La Serena de siempre. Sin aspavientos, sin vozarrones, con la calma característica de los que nacimos aquí y con el olor a mar que a eso de las siete de la tarde nos arrebata un poco."...

Comentarios