Presencia y nada mas

Pablo Luna reflexiona sobre si mismo, la vida, situaciones, la historia y la existencia
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
en Sin categorizar

Maldición

Tamaño de fuente: Mayor Menor
Calificar el artículo:
0

Vengo en un bus de la ya mentada Tur Bus desde Santiago a La Serena y suceden algunas cosas que son muy deleznables.

1 El chofer y su equipo toma pasajeros en el camino y no entrega boletos.

2 En el largo túnel de El melón lo cruza a sobre velocidad y ya casi a la salida, hace un intento de disminuirla, pero de todas maneras, en la siniestra oscuridad todos en el bus sentimos el golpazo y el aullido desgarrador de pánico de muerte de un perro. El chofer sigue y retoma su velocidad. Hubiese sido un héroe si disminuye la velocidad y le salva la vida al pobre animal que por instinto se estaba escapando del insoportable calor.

3 Por alguna razón el chofer no se detiene donde le han solicitado los pasajeros y los deja en cualquier parte menos donde se lo pidieron. Es un carajo indolente que a los requerimientos de la pasajera que estaba sentada a mi lado de un boleto le cobra más porque "con boleto es otro precio"

4 El bus huele a orines y los límites de velocidad permitida se rompen de continuo. Toma las curvas con un cargamento y no con pasajeros.

5 He pensado confrontar al tipo que lleva el volante cuando llegue a destino y hacerle una maldición. Maldecirlo con el siguiente conjuro:

" criminal irresponsable, te maldigo a que cuando mueras lo hagas igual o peor de como atropellaste a ese pobre animal en el túnel. Y si por alguna razón quieres impedir que esta maldición se cumpla. Sí tienes un mínimo de conciencia o dignidad; deberás de ahora hasta el fin de tu vida, nunca más matar ningún animal bajo ninguna circunstancia"

Y si piensas que exagero. Que soy un sentimental, te aseguro que el valor moral y el respeto a la vida no tiene exageración ni los sentamentalismos son pocos en su protección. Una maldición es nada más que una liturgia que se hace por el deber de justicia frente a un ser vivo "con sentimientos y afecciones" que en lo formal no se diferencia en nada al humano - hoy convertido en energúmeno - que conduce este camión con asientos, de una empresa que demuestra cada día, que es inescrupulosa, monopolística y sin competencia. Representan el Chile de "hay lo que se vé nomás". El Chile sin paisajes, sin visión, sin respeto, sin valores y sin condideración, que dejó como herencia un dictador y sus seguidores, y que ahora y como consecuencia de este estado de cosas; con la misma convicción de mi maldición, me comprometo a combatir hasta el mismo día de mi muerte.

Última modificación en
Etiquetado en: Chofer TurBus


Premio revista Onda 1972 para jóvenes escritores chilenos. Editor Revista La Lengua, Editor revista Vigencia, Editor revista Studio Liceo de Hombres de Los Angeles 1969.

Comentarios