Presencia y nada mas

Pablo Luna reflexiona sobre si mismo, la vida, situaciones, la historia y la existencia
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
en Sin categorizar

Libertad

Tamaño de fuente: Mayor Menor
Calificar el artículo:
0

¿Usted cree todo lo que le dicen?

El autor opina respecto al concepto más usado en las últimas décadas por el gobierno neoliberal mercantilista y los defensores del modelo de vida capitalista. Pone en duda la veracidad y el sentido del mismo.

Usted lector ha escuchado más de una vez a varios presidentes y patricios norteamericanos y nacionales decir que defienden el "mundo libre". El problema es que cuando hablan de mundo libre se refieren a una sola cosa.

La libertad de ellos.

Libertad de mantener cueste lo que cueste un modelo de vida, una forma de compartir las cosas diarias y las vicicitudes y alegrías del diario vivir, una forma de relacionarse y esperanzar la existencia como ellos creen que es correcto. Que es lo normal.

Vale decir la libertad de comprar y vender. Comprar y vender todo, las relaciones, el amor, la libertad misma, el alimento, la educación y la esperanza.

¿No le parece esto una tautología siniestra? Vender o comprar el afecto de los padres o el respeto de la familia, parece un absurdo, una estupidez sin limites. Pero la verdad es que es así.

El recurso base de las relaciones de las personas es antes que nada su supervivencia. Si no hay comida o techo o higiene personal no puede haber otra cosa que "vivir" para conseguir esos recursos. Y si este "homo-capitalista-libertario" cree que el sentido de la vida es unica y exclusivamente el consumo y el alienado entendimiento de que la libertad solo se refiere a tener la opción entre un auto grande o uno con asientos de cuero. No le queda otra alternativa más que mediante su capacidad de consumo, generar o mantener sus relaciones más personales.

Y lo más grave de todo es que el fenomeno es extensivo a todos quienes vivimos en el mundo que mantiene estas relaciones de mercado entre las personas.

Es un modo de vida alienado. La relacion de intercambio entre las personas no es afecto por afecto o amistad por amistad o interés por interés o conveniencia por conveniencia. El modo de intercambio está trastocado y tergiversado por un símbolo máximo de esta libertad de mercado, un valor que no es valor en si, sino más bien alienado de si mismo, un valor que es capaz de todo: el dinero.

Los recursos naturales no son recursos en si, sino el valor productivo de ellos. El trabajo no vale nada sino genera ganancia o renta para otros. La inteligencia o la educación no vale un cinco sino es utilizada para garantizar la procreación del valor dinero. El arte y los sentimientos no son expresiones humanas sino generan ganancia en la cultura de entretención re-inventada por estos apocalipticos modernos.

Asi es que cuando dicen libertad, hablan de la libertad de la ganancia, la libertad de ser dueño de la tierra o la propiedad privada o eredada. Más aún hablan de la libertad de acumular el dinero y el valor de las relaciones es la del más fuerte o más ladrón. No de las relaciones mísmas.

Asi que no se crea la mentira de que "vamos a luchar por el mundo libre" no lector, escuche lo que en verdad dicen: "vamos a combatir para quitarles el petroleo y porque no quieren recibir dólares sino euros".

Última modificación en


Premio revista Onda 1972 para jóvenes escritores chilenos. Editor Revista La Lengua, Editor revista Vigencia, Editor revista Studio Liceo de Hombres de Los Angeles 1969.

Comentarios