Chascona observando La Serena...

Miradas, opiniones, sueños, cotidianos, de trigos no muy limpios..
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
en Sin categorizar

Habemus ministra !!!

Tamaño de fuente: Mayor Menor
Calificar el artículo:

¿Y que fue? Aquí estamos otra vez. En estricto rigor, nunca dejamos de estarlo. Los medios de prensa, siempre nos tiraban al anonimato. Los come guaguas. Los subversivos. Los vendidos. Miles de apelativos desde distintas trincheras, aunque como decía Lenin" La extrema derecha, con la extrema izquierda, siempre se juntan". Muy visionario ante la historia, imposible decirlo de otra manera.

41 años. Pasaron 41 años, casi mi edad, para que mi tienda volviera al gobierno. En los años más oscuros de la dictadura, dónde desaparecieron tres direcciones completas y miles de militantes, muchos siguieron activos. Los veo moviéndose en la clandestinidad. Llevando de atuendo la adrenalina, no viendo a sus familias por años para evitar que estas fueran tocadas por las garras siniestras y asesinas del dictador.

Los veo con caras de tristeza cuándo algún compañero no llegaba a la reunión. Eso, normalmente significaba que la tortura y la muerte habían hecho su visita. Los veo ir de casa en casa, con lo puesto. Reestructurando una y otra vez la maquinaria del partido que tiene hoy en día la mitad de la edad en la "vida independiente" de este país. Sin bajar jamás los brazos. Sin perder nunca de vista al pueblo, aquel con el que hemos marchado codo a codo desde los tiempos de Luis Emilio.

Hoy me emocioné. La llegada de Claudia Pascual al ministerio de la mujer es algo potente. Nuestro género, tan postergado y maltratado será custodiado por una gran profesional y además, por una gran luchadora. Ella, simple, con su melena corta y aros artesanales. Esa sencillez tan característica de las amarantas pero con paso firme a tomar su cargo. A cumplir, a cumplir, a cumplir.

Esa dignidad que llevan bien puesta los seres humanos con convicciones. Me alegra el doble porque confío que va a velar de muy buena manera por nuestros derechos femeninos. Estoy segura que va a cambiar en gran parte los programas de aquel ministerio, para mejorarlos. No olvidemos que es antropóloga, conoce de los comportamientos y evoluciones o involuciones del hombre en su constante desarrollo.

Tengo esperanza que los femicidios vayan disminuyendo. Se que el machismo es parte de la cultura y la costumbre por lo tanto, no es tarea fácil erradicarlo. El otro día, partí con un amigo a una hermosa playa e íbamos charlando justamente de esto. Del matrato. Me narró que una vez el tomó una micro y que justo en los asientos del frente , iba una pareja. Él, medio borracho y ella arrinconada, con un escote. Al otro lado iba un tipo que no paraba de mirar a la mujer, en especial su escote. Mi amigo notó que la pareja de ella se iba enrabiando y encaró al mirón con la siguiente frase:" Y a voh ¿Qué te pasa con la culiá?" Fuerte ¿no?

Si uno agudiza la vista y se fija un poco, no es raro ver este tipo de conductas. El otro día leí , de un cronista que me gustaba mucho el siguiente Tweet " Es cierto, el machismo mata, pero el feminismo atonta". Nunca lo imaginé de un tipo bastante lúcido en sus escritos y bastante progre en sus opiniones. Entonces miré su foto, no es agraciado, seguramente no era cosa fácil para él bailar en una fiesta o tener novia, entonces me imaginé el porqué de su vómito tweetero. Este tipo de declaraciones siempre vienen desde la inseguridad. La idea del machismo o del feminismo no es algo en lo que quisiera ahondar. Prefiero pensar que todos somos seres humanos, desde nuestras benditas diferencias. Es el maltrato el que me duele. Venga de dónde venga. Lo que sí, no podemos negar que es con nosotras con el que más se ensaña. Nos pagan menos. Nos piden más. Y de postre, vamos asesinando a una mujer por semana.

¿Cuántas son maltratadas de distintas maneras? Siendo apocadas, anuladas, minimizadas, ojalá invisibles. Por lo mismo me gustó que una compañera asumiera aquel cargo. Somos hace rato en este país, las mujeres las que movemos los motores. Las madres solteras, las madres de los desaparecidos. Las que no lo son. Las que eligieron no serlo. Las constantes luchadoras.

Somos más también en cantidad. Me enorgullece enormemente la nominación de una compañera como Claudia Pascual en el Servicio Nacional de la Mujer. Lo mismo me pasa con Camila Vallejo y Karol Kariola. Bárbara Figueroa, con su vozarrón y presencia, defendiendo el derecho de los trabajadores sin pausa.

Compañeros, perdónenme que los excluya de esta crónica. Me siento igualmente orgullosa de todos ustedes. Pero esta vez mis palabras van para ellas. Las conocidas y las que no lo somos. Esto es parecido a ir abriendo las grandes alamedas, dónde marchamos todas. Las chasconas, las rojas, verdes, lesbianas, madres, hijas, nietas, trabajadoras, presidentas. Ustedes han tenido el poder todo el tiempo. No les voy a pedir permiso para celebrar que vamos avanzando por ancho camino. Este país lo van haciendo tanto ustedes, como nosotras. Eso sí, a nosotras nos tocó doble o triple trabajo.

Hoy levanto mi copa por las pobres del mundo, las esclavas sin pan y por Claudia Pascual. Sí señoras y señores. Habemus ministra !!!

Última modificación en
Etiquetado en: Habemus Ministra mujeres


..."Mi historia, en Peni 348 se mantiene intacta. Como La Serena de siempre. Sin aspavientos, sin vozarrones, con la calma característica de los que nacimos aquí y con el olor a mar que a eso de las siete de la tarde nos arrebata un poco."...

Comentarios