Chascona observando La Serena...

Miradas, opiniones, sueños, cotidianos, de trigos no muy limpios..
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
en Sin categorizar

El juego de las lágrimas.

Tamaño de fuente: Mayor Menor
Calificar el artículo:
0

Tremendo pedazo de película. Entre mis archivos recordatorios, aquel film se había extraviado. Así como se extravían tantas cosas que algo te dejaron. Anoche la luna llena cubría la ciudad con un manto luminoso casi mágico. La tibieza se mezclaba con la brisa fresca marina. La piel se sentía de lo más dichosa y el espíritu andaba por las mismas.

Últimamente me declaro veterana del insomnio. No se si es el cansancio o la noche, que me lleva a la calma que mi pega me escamotea en las horas de claridad. No exagero cuando digo que estoy todo el día ahí.

Las horas avanzaban, sumergiéndose en la noche y yo embobada, mirando la luna y a mi hija que a ratos me conversaba y en otros elegía ropa no se para qué. Sale poco, pero me hizo recordar que a los dulces y convulsionados 16 años, dónde el aspecto es importante y el como te veas es una cosa a momentos demasiado primordial, rebobiné y me vi cambiándome una y otra vez de ropa. Así mezclaba los colores, jugaba a disfrazarme, cambiaba la partidura y cosa graciosa, al final de tanta cambiadera me quedaba con el atuendo original.

Una vez que vi la hora y ya pasaban las dos de la mañana, decidí ir en busca de mi pijama y busqué algo en el cable. Y ahí , hacía pocos minutos había empezado " El juego de las lágrimas". Me acomodé y me que inserté en la historia. Ella, la peluquera, con sus rizos y su pregunta, mientras le lavaba el pelo " Tu no eres inglés" a lo que el contesta " No" ¿Acaso eres escocés" el. tímido y medio embobado, le responde "Sí ¿Cómo lo sabes?."Por tu acento ¿Así, y cómo es suena nuestro acento" y ella , seria y enigmática dice : "Como miel"

Linda definición de acentos. El mapudungún , por ejemplo, yo lo defino como una música de ventoleras y trinar de pájaros roncos. Prefiero obviar las escenas dónde ella es maltratada por el ex novio. Esperé con ansias la del bar. Sí, la misma en que esta morena de pelos locos sale al escenario, hipnotizando a todos los parroquianos y de paso a mi , cantando y moviendo las manos, como si estas tuvieran alas "Ya se todo lo que hay que saber sobre el juego de las lágrimas.Yo ya pasé por el juego de las lágrimas.Primero hay besos, luego hay suspiros. Y luego, antes de saber donde estás parado, ya estás diciendo adiós". Woooooooooooooooooooo!!! Que levante la mano quien no jugó aquel juego, a veces de puro inocente, otras a sabiendas, aunque de alguna manera la esperanza nos mantiene ahí.

La luna, que seguía majestuosa y hacía rato que esta señorita había perdido la noción del tiempo , justo viene la parte que dice "Pronto algún día le preguntaré a la luna sobre el juego de las lágrimas.Y si ella sabe, tal vez me explicará porque duele el corazón. Porque hay lágrimas y que es lo que hay que hacer para dejar de sentirse triste".

¿Acaso alguien tiene esa respuesta? No, no la hay. A lo más, formas. Unos eligen la parranda y la borrachera y les pasa lo mismo que a Frida, que dijo que ahogaba las penas en el alcohol, pero las malditas habían aprendido a flotar. Otros, evaden trabajando como locos. Están los que actúan como si nada hubiera pasado y aplican eso del clavo que saca al otro clavo y ojo. Este clavito nuevo puede transformarse en una estaca filuda y peligrosa. Están los que prefieren asumir y traspasan el dolor. También los que pasan del amor al odio. Los que se obsesionan. Los que se victimizan. Los que no se paran nunca más y los que entienden, en algún momento, que en a nuestra vida hay personas que pasan solo para que las perdamos. O viceversa.

La verdad que en ese jodido juego, más que respuestas , hay preguntas. Pero ese juego tampoco escapa del tiempo. Entonces, algunos aprenden y otros vuelven a jugarlo.Si se procesa bien, se puede elegir el camino más difícil, que es sumergirse en uno mismo y hacerse cargo que en aquellos dolores, nosotros también colaboramos. Que la culpa no es solo de la contraparte y sobre todo, que se eligió libremente y sin pistola en la frente, traspasar el desamor.

Yo no quise preguntarle a la luna. Ya bastante me estaba regalando con su luz , entonces fastidiarla sobre lo humano y lo divino me pareció imprudente. Llega un momento en que uno ya conoce cada plomo, con que mata y con que muere. Ya sabemos cuando, quien y como y regresamos solos, pero no tan tajante, pues es una de las maneras que tiene la vida de enseñarte a estar contigo mismo y esa es una excelente compañía.

En esta noche, sin luna, solo puedo agregar que el ser humano siempre guarda esperanzas. Y como estoy hablando de amor, no queda otra que secarse las lágrimas solita, en compañía de la familia y los amigos.

No, ya no me gusta jugar el juego de las lágrimas, menos cuando este juego se hace verdadero, el juego , el juego. Prefiero invocar el juego de las risas. Tampoco este lleva respuestas, pero estoy segura que nos lleva a fluir y eso se llama vivir.

Última modificación en
Etiquetado en: El juego Lágrimas Pelicula


..."Mi historia, en Peni 348 se mantiene intacta. Como La Serena de siempre. Sin aspavientos, sin vozarrones, con la calma característica de los que nacimos aquí y con el olor a mar que a eso de las siete de la tarde nos arrebata un poco."...

Comentarios