El Rincon de Wanderito

Aqui subes tus noticias, ideas, pensamientos, comentarios, novedades, opiniones interpelaciones, denuncias, diatribas, ensayos, cuentos, poemas, novelas, ilustraciones, videos, fotos o lo que consideres pertinente al resto de quienes visitan este sitio. ¡ES TU CHISPA!
Inscríbete aquí y comienza a publicar de inmediato.
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
en Sin categorizar

Bar Liberty

Tamaño de fuente: Mayor Menor
Calificar el artículo:

Me bajé del auto, el día estaba nublado y aún así hacía calor, me cercioné dejarlo bien cerrado y crucé la calle de adoquines desordenados por el tiempo y el mal tiempo y me paré frente a la puerta del Bar Liberty. La Plaza Etchaurren a ésa hora estaba casi vacía y solo deambulaban una media docena de cesantes, unos ya ebrios y otros en busca de quien sabe qué y que usualmente paraban a tomar el Sol al lado del monumento a Jorge Farías. Era como su Santo aquella estatua del bohemio cantante que inmortalizó la canción de Lucho Barrios... La Joya del Pacífico.

Y fue abrir la puerta del afamado bar, y la voz cancina del ''Margarito'' me azotó en la cara, ''.....afuiira es nochi y lluevi taaaaaantuu...vena milado me dijiiiiste''.

Entré y me senté. Pedí una cerveza estúpidamente helada ( tal cual), y un viejo cantinero con aspecto a eterno marinero, me la dejó junto a un vaso que no me animé a usar. Los parroquianos todos sonreían al Margarito, quien junto a su guitarrista, se paseaban entre las mesas y alegraban con su Show el lugar.

Comencé a observar las paredes del Liberty, todas llenas de fotos, gorros, cascos, banderas, pero por sobretodo...camisetas del Wanderers...-el Liberty entero es caturro-me dije-

La estantería estaba atiborrada de botellas que por el polvo acumulado ni las etiquetas se podían leer, botellas negras, alargadas, chicas, unas de vinos y otras de licores. Vasos que no se usaron nunca o hacía tiempo que no se usaban, vasos colgando, vasos amontonados, vasos en todas sus formas.

El lugar tendría sus 14 mesas, de las cuales 8 estaban ocupadas, y en cada mesa sendas cañas de vino, todo el mundo era vinero a esa hora, incluso en la barra pude ver a un par de hombres bien entrados en edad, que llegaron juntos y sin mediar palabras, el cantinero con aspecto de viejo-viejo de mar, les llenó sendos vasos con vino blanco, se lo tomaron en dos tiempos y se los volvió a llenar, ésta vez demoraron más para brindar. Sin hablar, ni siquiera mirarse, y sólo cruzaban la mirada cuando había que tomar.

Seguí bebiendo mi cerveza que iba dejando una estela fresca y reconfortante por mi garganta de lo helada que estaba.

En otra mesa una mujer le hablaba y le hablaba a un hombre que supuse su marido, él no la miraba pero la escuchaba atentamente agachando y subiendo la cabeza mientras ella gesticulaba con sus regordetas manos. Ambos bebían su respectiva caña de vino blanco y en sus rostros se dibujaba la huella del vino cuando es el pan nuestro de cada día y de cara rato.

El Margarito terminó su canción y comenzó a pasar un gorro mesa por mesa y todos le daban ''su gambita'', pasó por mi lado y también le dí un par de gambas.

Los dos parroquianos del bar se marcharon y llegó otro al que no atendieron porque venía practicamente cayéndose, pero se notó que lo conocían porque el viejo-viejo de mar le dijo en tono más cariñoso que enojado '' ya está bueno Caleuche, ándate pa' la casa, andate a descansar''. El Caleuche sin oponer resistencia salió del lugar ayudado por otro que se paró a dejarlo en las afueras del recinto, sin discutir, sin pelear, sin oponer la más mínima resistencia. En ese momento pagué, dejé otra moneda al Margarito y me fui, y mientras cerraba la puerta a mi espalda, oí al Margarito comenzar otra de sus canciones...'' Mi engañas mujeeeer.....con il mijor de los amiiiigos qui fue.....''

Última modificación en


Escondite de mis intentos, de mis letras preñadas de ideas,con emparedados de sabores amargos, dulces e intangibles. Guarida de un sueño oculto desde que era niño. Porque me gusta escribir, me gusta decirle cosas a la vida y decírselas a mi manera.

Entradas recientes del autor

Comentarios