Chascona observando La Serena...

Miradas, opiniones, sueños, cotidianos, de trigos no muy limpios..
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
en Sin categorizar

Aquí les vengo a dejar, un gorrión venezolano que se llama pavo real.

Tamaño de fuente: Mayor Menor
Calificar el artículo:

"A veces, hay que escuchar la voz del pueblo"¿Quién no recuerda aquella frase, inserta en la memoria colectiva? Sí, en dónde la alcaldesa representante de la dictadura, con su pelo parecido a un merengue de crema tenía que entregar al mismísimo puma, la famosa gaviota de plata.

Esta vez no fue escuchada, pues a José Luis Rodriguez, el que profirió esa frase, mientras era entrevistado por Globovisión , fue censurado al emitir opiniones positivas sobre la democracia y el desarrollo de su país. Así, lo cortaron en seco y su imagen fue borrada de cuajo de las pantallas de la emisora televisiva.

Es como estar escuchando su tema "quien ha visto matrimonio , sin correr amonestación" Esta se tradujo en censura cuando el se refería a la alianza del pueblo con su gobierno.

No alcanzó a explayarse mucho cuándo se refería a los avances que sostenidamente vienen manteniendo los venezolanos en materia educativa. Ni mucho menos pudo expresar que su pueblo es soberano gracias a las urnas y no a golpes, que es lo que están intentando las fauces del poder a través de trucos de imágenes, de noticias montadas y toda la faramalla que nosotros como chilenos, conocemos bastante bien.

Es cierto que esto se produjo el 2008, pero lo cito ahora. Pues él se refería a aquellos "que arman las noticias". Y el periodista, bastante incómodo alude a "que se les acabó el tiempo" . Me imagino el estudio de TV. Y logro sentir el olor a azufre, el perfume predilecto de don Sata.

Me sentí interpretada por Chávez cuando encaró al poder yanqui y les digo que se fueran al carajo. Que su pueblo era soberano y que se había conquistado la dignidad. Un país que decide su destino y va a votar en masa. Uno que no conoce de abstenciones cómodas. Los falsos demócratas se llenan la boca hablando que el apoyo es sólo del 54% de la población. ¿Han dicho lo mismo de las elecciones en Chile dónde se ha tenido que recurrir a segundas vueltas?

Los medios de comunicación derechistas, en su falta de originalidad, incluso han robado imágenes de los estudiantes chilenos reprimidos por este gobierno y las han montado de manera tan burda, que uno no sabe si montar en cólera o reírse a las carcajadas. Y ahí están las fotos, en cola, como en el numerao, numerao, viva la numeración. Esa represión no se produjo en Caracas, sino en Santiago de Chile.

Lo cierto es que la democracia venezolana es como la canción del puma " Es más pura que un convento y por eso yo le advierto, no me la venga a tantear. No es para demostración, ni instrumento que tocar."

La situación es preocupante. Los intentos por desestabilizar los gobiernos elegidos por el pueblo son, a estas alturas, inadmisibles. Por eso al igual que el puma yo canto " Agarrénse de las manos, unos a otros conmigo. Juntos podemos llegar, donde jamás hemos ido". Y así, firmes y juntos, defender lo que la gente decide de manera libre. Le guste a quién le guste, aunque en estos últimos estén los mismos poderosos de siempre. Mejor si lo hacemos contentos y con la completa convicción que nos dejó una historia llena de crímenes, que no pasarán carajo. Que nunca más harán de las suyas. Que somos giles un par de horas, pero no las veinticuatro que contiene un día.

¡Viva Venezuela carajo! ¡Aguante con todas las fuerzas de la historia y con el ritmo caribeño de la tierra en dónde escarbas un poco y sale petróleo a raudales y la gente baila el chévere, chévere, chévere..uh uh.

Última modificación en
Etiquetado en: El Puma Gorrión Pavo real


..."Mi historia, en Peni 348 se mantiene intacta. Como La Serena de siempre. Sin aspavientos, sin vozarrones, con la calma característica de los que nacimos aquí y con el olor a mar que a eso de las siete de la tarde nos arrebata un poco."...

Comentarios