Chascona observando La Serena...

Miradas, opiniones, sueños, cotidianos, de trigos no muy limpios..
  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
Gabriela Torres

Gabriela Torres


..."Mi historia, en Peni 348 se mantiene intacta. Como La Serena de siempre. Sin aspavientos, sin vozarrones, con la calma característica de los que nacimos aquí y con el olor a mar que a eso de las siete de la tarde nos arrebata un poco."...

Entradas del blog etiquetadas en centenario

El Teatro Centenario. Ubicado justo en la esquina de Cordovez con Los Carrera. Todavía luce orgulloso en el mismo lugar, justo al frente a la Plaza de Armas y La Catedral. Actualmente, de tanto en tanto se exhiben documentales, obras teatrales y podemos escuchar la maestría del jazz gracias a la fantástica trompeta de Cuturrufo. 

Antes, ese lugar era llamado Cine Centenario, donde se rodaban películas en rotativo. Pagabas la entrada en la boletería y tenías derecho a ver dos. Si llegabas un poco tarde, el acomodador te guiaba y así, entre penumbras y linterna, lograbas sentarte en una butaca. No era raro que se te pegara alguna pulga ahí. En la década de los 90 pude ver Pulp Fiction, Transpotting, varias de Álmodovar y un sin fin de películas gringas como "El silencio de los inocentes". Hubo una cinta  esperamos en especial y que fue recibida con gran fanfarria para los jóvenes que empezábamos a transitar por los principios de lo noventa. Me refiero a "The Doors", el filme de Oliver Stone.

Con mi amiga de aquellos años, partimos caminando por Balmaceda, desde la pampa, rumbo al centenario. Parloteábamos emocionadas pues no existía nadie que no estuviera hechizado por aquella banda sesentera y con el jolgorio, la fiesta y la yerba. Mi disco favorito era "L.A. Woman" y lo escuchábamos tardes enteras, después del liceo, aquel establecimiento lleno de chicas medio locas o pernas, una flora y fauna variada.

Cuándo al fin llegamos, el cine estaba literalmente tomado por los gritos, el olor a marihuana, botellas de alcohol que iban y venían de mano en mano y coros improvisados en inglés inventado. Empezó el filme y no había butaca , ni pasillo que no fuera ocupado. Ahí estaban varios conocidos, la ciudad era chica y siempre uno se ubicaba con el otro. Al irse desarrollando la película, no faltó el que se las dió de rey lagarto y trataba de improvisar pasos de baile sobre la butaca. Los chiflidos , a ratos, no te dejaban escuchar y la fiesta seguía sin que nadie osara pararla. 

Supongo que todos nos olvidamos que el actor no era Morrison. Eran los tiempos en que leíamos a Castaneda y las enseñanzas de don Juan.

Etiquetado en: centenario cine
Última modificación en